jueves, 27 de octubre de 2016

El Samsung Galaxy S8 tendrá lector de huella óptico digital









Los sensores de huellas habituales son de tipo capacitivo. La superficie del lector la forman multitud de diminutos condensadores que, en contacto con la piel del dedo, intercambian carga eléctrica. Como la huella dactilar se caracteriza por ofrecer un relieve único a cada persona, la superficie capacitiva revelará la porción de dedo que entre en contacto. O lo que es lo mismo: el relieve de la huella. Después, cada fabricante interpreta la información según sus propios algoritmos. 

El lector de huellas óptico del Samsung Galaxy S8? Usaría la tecnología de captura mediante una pequeña cámara. Esta cámara capta las fluctuaciones de la luz al rebotar contra la huella dactilar haciendo uso de un prisma. Una particularidad del sensor óptico es que suele colocarse bajo una capa de cristal, algo que le permitiría a Samsung crear un smartphone curvado también en la parte superior e inferior de la pantalla. ¿Adiós al botón físico del Home con la pantalla ocupando casi todo el frontal? Así apuntan los rumores. La tecnología de los lectores de huellas es la más antigua de todas. y No sólo es antigua, también es la que más dudas ofrece: a los primeros sensores se les podía engañar con una imitación de la huella (una foto, por ejemplo). De integrarlo en el S8, imaginamos que Samsung se asegurará de que ofrezca la máxima seguridad.